TEXTOS

Women are beautiful

 

La colección ‘Women are beautiful’, de Garry Winogrand, está compuesta por retratos e instantáneas realizadas por las calles de Nueva York y es un fiel testigo de la transformación de la mujer a lo largo de dos décadas.

La Fundaciò Foto Colectania de Barcelona acoge la exposición ‘Women are Beautiful’. Una colección de 85 fotografías tomadas por Garry Winogrand entre 1960 y 1975,  que han sido extraídas del libro homónimo, donde fueron compiladas por el director del departamento de fotografía del MOMA, John Szarkowski. Mujeres bañándose y tomando el sol en una piscina, dentro de un ascensor, en una cafetería o fumando y sin esconder que han dejado el sujetador en casa. La colección está compuesta por retratos e instantáneas realizadas por las calles de Nueva York y es un fiel testigo de la transformación de la mujer a lo largo de dos décadas.

Una alegoría de la emancipación femenina en la sociedad americana, a la que Winogrand contribuyó tanto con su mirada como poniendo el foco, por ejemplo, en la primera manifestación proaborto que se convocó en Estados Unidos.

Nacido en 1928, fue uno de los impulsores de la Street Photography, una técnica con la que logró captar a la sociedad de la época. Sin retoques ni intencionalidad, las costumbres y rutinas norteamericanas adquirían significado por su propia transparencia.

“Me gusta pensar en la fotografía como un acto de respeto en dos formas. Respeto por el medio, dejándole hacer lo que mejor hace, describir. Y respeto por el tema, describiéndolo como es. Un fotógrafo debe responsabilizarse de ambos”.

Considerado uno de los grandes renovadores de la fotografía norteamericana del siglo XX, recibió tres becas Guggenheim y su trabajo fue expuesto por primera vez en 1963 en el Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York. Fue a comienzos de los sesenta cuando comenzó a tirar fotos de una manera más espontánea, casi anárquica, en ocasiones sin mirar por el visor. Un estilo que se asocia al expresionismo abstracto y a la pintura de sus contemporáneos. No es casualidad, ya que Garry estudió pintura en el City College antes de ponerse tras el objetivo de la cámara en la Universidad de Columbia en 1948.

Quizá influenciado por sus posteriores estudios de fotoperiodismo, Winogrand no buscaba una foto bonita. Quería anticiparse al suceso y, para ello utilizaba su cámara Leica M4 y un objetivo gran angular preenfocado. Esto le permitía dar al disparador de manera muy rápida, una de las grandes claves de la Street Photography.

A su muerte en 1984, dejó más de 300.000 imágenes sin editar y varias miles sin revelar. Se calcula que unas 400.000 fotografías quedaron tomadas sin ser vistas, según explica Szarkowski en Figments from the Real World, publicado junto a una exposición por el MOMA de Nueva York.

‘Women are Beautiful’ podrá verse en Barcelona hasta el 4 de junio. La expo, procedente de la colección de Lola Garrido, es la primera de una serie que la Fundaciò Foto Colectania dedica a aquellos autores que han influido notablemente en la historia de la fotografía.